Carlos Luis Michel Fumero Guerra comercial entre EEUU y China

Aranceles especiales y sanciones detonan conflicto comercial entre China y EE.UU.

El fracaso de las negociaciones comerciales entre China y EE.UU. hacen ver que el mundo se dirige a una nueva confrontación que pondrá a norteamérica frente a un adversario que ha demostrado que no quiere una guerra, pero que tiene todo lo necesario para librarla.

EE.UU. acusa a China del fracaso de las negociaciones tras once rondas de conversaciones.

Estados Unidos rompió constantemente sus promesas, fue insaciable en sus exigencias al pedir cosas que violan la soberanía china y seguir insistiendo en mantener los aranceles sobre productos chinos”, afirmó el viceministro de Comercio de China, Wang Shouwen, al presentar el libro blanco sobre las negociaciones.

Carlos Luis Michel Fumero Guerra comercial entre EEUU y ChinaAdemás, el funcionario aseguró que es “imposible” que la administración de Trump obligue a China a someterse usando presiones y fricciones comerciales.

El gobierno norteamericano aumenta la presión con sus propias empresas, como el caso de FedEx, a quienes se les inició una investigación para determinar su posible participación en el desvío de envíos destinados a Huawei, empresa de telecomunicaciones y tecnología recientemente sancionada.

Pero Pekín no cede y mantiene su posición: “China no va a ceder en cuestiones de principio. China no quiere una guerra comercial, pero no teme una y combatirá en ella si es necesario”, asegura un libro blanco.

Tras el fracaso de las negociaciones Estados Unidos aúmentó hasta los 200.000 millones de dólares los aranceles correspondientes a los productos chinos. En similar medida, PEkín también elevó hasta los 60.000 millones de dólares en aranceles a los productos estadounidenses.

Estas nuevas tasas comenzaron a aplicarse aplicarse este sábado primero de junio, sin que los países muestren intención alguna en retomar el diálogo.

 

Carlos Luis Michel Fumero EEUU aplica aranceles especiales a productos mexicanos

EE.UU. aplica nuevos aranceles a los tomates mexicanos

El gobierno estadounidense aplica un nuevo arancel del 17.5% a las importaciones de tomate mexicano desde el martes 7 de mayo, luego de la cancelación del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate.

“Las exportaciones sí van a tener que asumir un arancel del 17.5% sobre las exportaciones (a partir de este martes), las noticias no son esperanzadoras (…) es una traba para nuestras exportaciones”, dijo Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior, quien añadió que estas medidas van a estar vigentes hasta que se llegue a un nuevo acuerdo.

La Secretaría de Economía expresó su decepción y preocupación por la medida que tomó el Departamento de Comercio de Estados Unidos, y en contraparte, reactivará la investigación antidumping acerca de las exportaciones del tomate y emitirá su decisión final a más tardar el 19 de septiembre de este mismo año.

Carlos Michel Fumero, presidente de Aducarga, reseña que luego de este dictamen, la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos emitirá 45 días después -1 de noviembre de 2019- su palabra final al respecto.

“Con ello se definirá ya sea la aplicación definitiva de impuestos antidumping a la exportación de tomates a Estados Unidos o bien se volverá al libre comercio”, agrega.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos dijo en febrero pasado que retomaría una investigación sobre los tomates mexicanos, buscando cerrar de una vez el acuerdo comercial que está vivo desde 2013 y que, según legisladores y productores estadounidenses, ha fracasado.

México exporta al año casi 2.000 millones de dólares en tomates a los Estados Unidos, según De la Mora.

Una guerra comercial por este rubro ya se evitó dos veces desde la década de 1990, la más reciente en el acuerdo de 2013. En aquel momento, se les prohibía a los productores norteamericanos perseguir cargos antidumping contra los exportadores aztecas.

 

 

APRENDE | Qué son y cómo funcionan los trámites aduanales

Toda mercancía destinada a un país debe pasar por un adecuado proceso de inspección y cumplir una serie de requisitos vitales, establecidos por el departamento de Aduanas, para que continúe a su destino.

Al momento en que se despacha una mercancía a otro país, ésta va acompañada de una declaración detallada enviada por correo electrónico al país destino. A partir de allí, las aduanas asignan un canal para atender cada cargamento, que evaluará el riesgo que conlleve y el nivel de exigencia con el que será revisada.

Para facilitar todo este proceso, los agentes aduanales tipifican las mercancías en tres canales clave, y Aducarga, empresa especializada en el almacenaje y transporte de mercancía que preside Carlos Luis Michel Fumero te lo explica de así:

  • Canal verde de levante inmediata: La mercancía se despacha con una autorización automática. No existe necesidad de revisión.
  • Canal Naranja de reconocimiento documental: La aduana exige una comprobación de los documentos que trae consigo la carga. Los agentes revisan que los datos de la mercancía sean adecuados y coherentes. La mercancía es autorizada si la comprobación es correcta.
  • Canal Rojo de reconocimiento físico: Los servicios aduaneros demandan hacer una revisión física de la mercancía. Se revisa que la información aportada en la declaración coincida con lo que se inspecciona físicamente. Si el chequeo tiene un resultado favorable, se expide un levante de la mercancía.

Algunos factores que inciden en la asignación de estas claves son la identidad del exportador, el país de origen, o referencias previas que se tengan de algún tipo de fraude con determinados tipos de productos.

Además de este mecanismo, las mercancías también deben pasar los controles “paraduanales”, realizados por diversos entes gubernamentales según el tipo de producto, como por ejemplo:

  • Control veterinario: El Ministerio de Sanidad realiza una revisión sobre mercancías de animales vivos y productos derivados de procedencia animal. Si el producto en cuestión ya pasó por algún otro país, no será necesario este trámite.
  • Inspección sanitaria: dicho ministerio también realiza una inspección física a productos cuyo fin es el consumo humano.
  • Revisión de productos farmacéuticos: también controla los riesgos para la salud de los consumidores que puedan existir en mercancías que tengan relación con fines de tipo farmacéutico, productos de higiene personal, o los elementos que componen los medicamentos destinados a consumo humano.
  • Control de vida silvestre: Es una revisión realizada por los organismos destinados a cuidar de la vida silvestre y sus relacionados. Entre otras cosas, se inspeccionan plantas y animales, bien sea que estén vivas o muertas.
  • Inspección fitosanitaria: Aquí se controlan organismos que puedan perjudicar a los vegetales o seres vivos que habitan en territorio nacional. Se revisan plantas y productos químicos con fines relacionados con la agricultura y control de plagas.
  • Inspección de calidad: Consiste en la expedición de un certificado que asegure que el producto cumpla con los requerimientos de calidad que se establecen, así como de su embalaje y especificaciones técnicas.

La gran mayoría de las mercancías pasan estos controles de manera rutinaria, sin problema alguno, pero estos controles son necesarios para evitar estafas y asegurar que no se esté ingresando al país mercancías ilegales o producto del contrabando.

Siempre es buena idea asesorarte con profesionales en materia de aduanas, quienes poseen todos los conocimientos necesarios para asegurar que todos los trámites estén orden y evitar contratiempos indeseados en las aduanas.

Carlos Luis Michel Fumero Cepal economia america latina

CEPAL prevé reducción del comercio en América Latina

La Comisión Económica para América Latina y El Caribe, CEPAL, ha pronosticado que la economía del continente debe enfrentar una “abrupta reducción del financiamiento externo” dado a la contracción del comercio previsto para este 2019.

Carlos Luis Michel Fumero, director de Aducarga, reseña que el bajo índice de crecimiento previsto para la región, ubicado en 1,7% por la CEPAL, combinado al debilitamiento del comercio y la depreciación de todas las monedas frente al dólar americano, mantienen la incertidumbre y las bajas proyecciones.

Para la Cepal, los países que ostentarían un crecimiento económico en 2019 serán:

  • República Dominicana: 5,7%
  • Panamá: 5,6%
  • Bolivia: 4,3%

Caso contrario, tres países de la región registrarán un crecimiento negativo:

  • Venezuela: -10%
  • Nicaragua: -2%
  • Argentina: -1,8%

La economía venezolana ha venido arrojando números negativos desde hace bastante tiempo y Nicaragua se ha visto afectada por diversos factores desde mediados del 2018.

Mientras, Argentina pidió un préstamo al Fondo Monetario Internacional en septiembre, comprometiéndose a continuar reduciendo el gasto público para bajar el déficit fiscal, a pesar de la reducción de la producción y una caída del crecimiento.

Proyección 2019

La CEPAL sostiene que es imperativo reducir la elusión y evasión fiscal, pero, además, la región debe incrementar los impuestos directos para generar ingresos por la recaudación.

El ente propone a los gobiernos enfocar su inversión en proyectos de gran impacto para promover el crecimiento económico, pero a su vez, sean cuidadosos con el manejo de la deuda pública y el gasto social.

 

Comercio exterior de China creció 8,7 % en enero

La Administración General de Aduanas informó que el comercio de mercancías de China aumentó un 8,7 % interanual en enero y alcanzó los 2,73 billones de yuanes (395.980 millones de dólares).

Las exportaciones se incrementaron un 13,9 % para sumar 1,5 billones de yuanes el mes pasado, mientras que las importaciones subieron un 2,9 por ciento, llegando a 1,23 billones de yuanes, según la entidad.

Carlos Luis Michel Fumero, director de Aducarga, reseña a las agencias de noticas que aseguran que las exportaciones e importaciones de productos incluidos en la categoría de comercio general subieron un 13 % interanual hasta los 1,66 billones de yuanes, lo que representa el 60,9 por ciento del comercio exterior total del país y un aumento de 2,3 puntos porcentuales frente al mismo período de 2018.

El comercio de China con la Unión Europea, los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, siglas en inglés) y Japón se expandió, un 17,6, un 7,8 y un 6,5 % respectivamente. Mientras, el comercio con los países a lo largo de la Franja y la Ruta registró un crecimiento más rápido que el nivel promedio, logrando 770.800 millones de yuanes, lo que supone un aumento del 11,5 por ciento.

Las exportaciones a Estados Unidos aumentaron un 1,9 por ciento, en tanto que las importaciones desde allí cayeron un 38,6 por ciento, de acuerdo con la misma fuente.

Las empresas privadas desempeñaron un mayor papel, aportando el 42,3 % del comercio exterior total, tres puntos porcentuales más que en el mismo mes del año pasado.

Instalan sistema biométrico de embarque en el Aeropuerto de Miami

Las autoridades del Aeropuerto Internacional de Miami, junto a las de Aduanas y Protección Fronteriza, presentaron el viernes pasado un nuevo sistema biométrico para el embarque que, en lugar de leer el pasaporte digital, autoriza el abordaje tras un proceso de reconocimiento facial.

Carlos Luis Michel Fumero, director de Aducarga recalca el impacto positivo de este tipo de sistemas, que permite a las aerolíneas dar respuesta oportuna a las exigencias del gobierno de saber quién ha salido del país. Sistemas similares ya funcionan en otros 13 aeropuertos de Estados Unidos, como el Hartsfield-Jackson de Atlanta, el Logan de Boston y el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, y se espera que sigan instalándose sistemas similares en todo el país.

“La tecnología de reconocimiento facial nos permite identificar debidamente a los pasajeros (…) Con tanto robo de identidad y personas que tratan de no ser identificadas, esto cierra muchos puntos ciegos”, dijo Christopher Maston, director de puertos de la oficina de Miami de Aduanas y Protección Fronteriza, y según reseña El Nuevo Herald.

Para los viajeros, esto debe significar menos tiempo haciendo fila para subir al avión y elimina la necesidad de mostrar el pasaporte en la puerta de salida. La primera prueba fue con un vuelo de Lufthansa, y estiman que unos 300 pasajeros puedan abordar un vuelo en tan solo 23 minutos.

“Este es el futuro de la aviación comercial, donde podremos ofrecer una experiencia fluida desde la facturación de equipaje hasta la puerta del avión”, dijo en un comunicado Matthys Serfontein, vicepresidente de SITA, una compañía europea que desarrolla la tecnología.

La tecnología de la información digital

El dispositivo de SITA convierte la imagen del rostro en información digitalizada y la procesa de inmediato en una base de datos de Aduanas y Protección Fronteriza, para asegurarse que la persona es quien dice ser.

Si ya ha viajado antes desde o hacia Estados Unidos, la agencia federal ya tiene su información archivada, incluida la foto del pasaporte. La empresa SITA no se queda con ninguna información.

Representantes de Aduanas aseguran que las fotos de los ciudadanos estadounidenses se borran una vez concluida la inspección, mientras que las de todas las demás personas se almacenan en un sistema seguro de la Aduana.