Tag Archives: estrategia aduanera

Carlos Luis Michel Fumero- Aducarga nos habla del programa Operador Económico Autorizado

Aducarga nos habla del programa ‘Operador Económico Autorizado’ y el ‘reconocimiento mutuo’

Se trata de una herramienta y de una estrategia aduanera sumamente beneficiosas tanto para las empresas y operadoras como para el comercio internacional


Una de las mayores y mejores herramientas para facilitar el comercio internacional es el programa llamado ‘Operador Económico Autorizado’ (OEA), el cual viene a ser como una acreditación global para probar el cumplimiento de ciertas medidas relacionadas con la seguridad y buenas prácticas en la cadena de suministro de mercancías.

Carlos Luis Michel Fumero, presidente de Aducarga, nos revela que se trata de una herramienta sumamente importante por tanto y cuanto favorece, y mucho, a las empresas y operadoras. ¿Por qué? Veamos…

Los socios de la cadena de suministro que logren la acreditación OEA pasan inmediatamente a ser considerados socios fiables de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y de los mercados del mundo.

Ese estatus de socio fiable, por cierto, se podría elevar todavía más si se da lo que el sector llama el reconocimiento mutuo.

Reconocimiento mutuo de los OEA

El reconocimiento mutuo de los OEA tiene un concepto muy auto-explicativo: se trata de los mecanismos desarrollados por las administraciones aduaneras para el reconocimiento mutuo de las validaciones y autorizaciones de los OEA. O sea, y a modo muy básico, se trata de que el gobierno de un país reconozca formalmente el programa OEA del gobierno de otro país y que, en consecuencia, otorgue ventajas a los OEA de dicha nación.

Para que los OEA y, sobre todo, los reconocimientos mutuos entre administraciones aduaneras se den de la forma más fluida y expedita posible, lo ideal es que los programas que se implementen en cada nación para la obtención de la certificación sean lo suficientemente homogéneos, y cuenten con normativas sumamente amplias y a la vez compactas en cuanto a aspectos como seguridad, por ejemplo.

Ahora bien, ¿es fácil obtener una condición de OEA? En principio, se trata de un programa costoso, sobre todo para empresas que comercian en más de un país (por aquello de que deben aplicar para cada programa adicional). Sin embargo, vale la pena: un OEA y, eventualmente, un reconocimiento mutuo facilitan el comercio y, a la larga, evitan el costo de revalidado.

Y son tantas las ventajas de los OEA y el reconocimiento mutuo, que el sector comercio trabaja por la creación de un acuerdo multilateral de implementación genérica que prevenga el establecimiento de nuevas barreras comerciales y maximice los beneficios derivados de la acreditación como tal.

El acuerdo, claro está, no debe ser hecho a la ligera. Lo que es más, de aprobarse algo parecido, tendría que seguir lineamientos fundamentales que generen beneficios al comercio tales como que un socio ya acreditado como OEA no se vea más sujeto a múltiples verificaciones de su condición por las administraciones participantes o por otros OEA.

También existe la idea de que una empresa u operadora que haya sido aceptado como un OEA por una administración que forme parte del marco normativo eventualmente creado pues recibirá los beneficios que otorga el programa de parte de todas las administraciones participantes.

Se trata, en fin, de una herramienta fascinante y de una estrategia muy favorecedora para las empresas y operadoras a nivel mundial que, de lograr estandarizarse más de lo que ya está (los OEA tienen presencia en más de 90 países), se convertiría en un alivio y un motor que impulse los intercambios de mercancía.